Relatos
Conoce las historias, recuerdos y reflexiones de quienes vivieron el Terremoto de 1960.

Fotografías

Mira en este álbum cómo se vivía antes, durante y después del gran sismo del 60.

Prensa
Revisa páginas y secciones de algunos diarios y revistas de la época.
Terremoto 2010
Muchos compartieron sus vivencias del sismo de 2010, las que puedes conocer en las galerías públicas de esta web.
Publicar
Esta sección se habilitó en 2010 para invitar a compartir archivos y recuerdos en imágenes.

De Isla Negra a Villa Olímpica

Isla Negra, Chile

"La luna estaba particularmente gigante y brillante, alumbrando la negra noche"

Las vacaciones comenzaron en Valdivia, visitando con mi pareja y un primo a la familia después de un largo tiempo; madre, hermanos, abuelos, tíos.. Nos despedimos con un enorme abrazo el día 23 de febrero con mi madre, hermanos y sobrinas, de esos abrazos "extraños", fuertes, de un amor indescriptible.

Volvimos a Santiago, llegamos el 24 por la mañana, temprano.. Arreglamos un par de cosas en el departamento, inmerso en medio de la Villa Olímpica en Ñuñoa, dejamos todo ok, para, por la tarde, emprender rumbo a la playa para continuar nuestras últimas semanas de vacaciones, camino a Isla Negra... Tierra de Pablo Neruda... Asados, sol y mucha playa. Los días espectaculares, la gente muy tranquila disfrutando los alrededores. Nada hacía presagiar lo que pasaría el Viernes en la noche...

Aquel Viernes estuvimos todo el día en la playa de Isla Negra, los presagios naturales nadie los tomó en cuenta... Tan extraño fue aquel día que la gente, incluyéndonos, estaban bañándose en la playa de Isla Negra, donde jamás ocurre, pues sólo es roca, roca y más roca... El mar, se comenzó a poner extraño al rededor de las 5 de la tarde, muy bravo, el sol de manera singular pegando fuerte hasta tarde.

Eran las 8 de la tarde y hacía un calor que no se había sentido en los días anteriores en la costa. La noche del día 26, estábamos reunidos compartiendo, viendo el festival de Viña, algunos viendo a los artistas, otros conversando, riendo... Yo, de manera particular, buscando satélites, pero me fue imposible pues me percaté que la luna estaba particularmente gigante, brillante y no dejaba ver nada, es más, alumbraba la negra noche que hasta ese momento a todos nos parecía normal.

Al rededor de las 2:30 AM nos acostamos, los demás, al rededor de 11 personas más comenzaron el mismo camino. Nos acostamos en el living, colchón en el suelo, típico de viaje a la playa, en una cabaña comodísima. Con mi mujer conversamos hasta las 3 AM aproximadamente, cuando comenzamos a cerrar los ojos... Alrededor de las 3 y algo comencé a conciliar el sueño...

Extrañamente tomé mis zapatillas, buzo, calcetines y los puse de almohada... No sé qué es lo que me llevó a cometer eso, pero fue lo que me hizo reaccionar primero entre todos... Eran las 3:34 AM y comienza el balanceo... Mi mujer me mueve y me dice textualmente "Juampa está temblando...".. Quizás para mí, que crecí en Valdivia, con temblores siempre, con historia y educación en sismos, era algo normal, pues el piso se movía tranquilamente de un lado a otro... El movimiento siguió... No tengo idea ni tengo noción de cuántos segundos pasaron, mi mujer se quería levantar y yo no la dejaba, le dije que era un temblor, que iba a pasar, pero se me arrancó a buscar a mi suegra... Me levanté con el movimiento y comencé a gritar que salieran todos, comprendí que no era un simple sismo como los que había sentido durante toda mi vida... Se abrió la puerta, comenzaron todos a salir cuando el movimiento se puso un poco mas brusco pero continuaba el mismo balanceo... Mayor intensidad y comenzaron los gritos pues no paraba... El movimiento seguía, un balanceo de izquierda a derecha, seguía y seguía con una intensidad media. Se detuvo al rededor de 3 a 4 segundos y se siente una explosión por debajo de la tierra, comienza el infierno... Una centrífuga creo que fue poco para lo que sentimos, desmayos de las mujeres de mayor edad, gritos, sólo atiné a levantarlas y sacarlas a la puerta de la cabaña, el movimiento se intensifica y se siente el movimiento mayor. Me ví parado solo al medio de la cabaña sujeto a un extintor, la cabaña de madera se movía en, valga la redundancia, movimientos circulares y saltos, sólo sentíamos el gran sonido del crujido de la madera, las explosiones intraterrestres, los gritos de toda la gente que estábamos ahí más las familias de las demás cabañas... El movimiento seguía y seguía, desde el primer instante estuvimos sin luz, sólo se veían siluetas... El movimiento se detuvo. Tomé mi ropa, que tenía de almohada, y me puse el pantalón de buzo, polerón y zapatillas en menos de 10 segundos y salí de la cabaña.

Encendí la linterna de mi celular y alumbre a todos, algunos vomitando por el movimiento inusual, otros llorando y otros en shock... No sabía qué hacer… Algo me instó a salir de la cabaña e ir a ver si todos estaban bien, si la gente en otras cabañas habían podido salir y si no había heridos... Al parecer la adrenalina estaba en su punto máximo... No pasaron 5 minutos del terremoto y veo pasar una patrulla de carabineros en dirección hacia arriba. No entendí el por qué, pero pensé que era por el terremoto, que había algún incendio o heridos, lo normal para un terremoto...

No pasaron 15 segundos y venían de vuelta con megáfonos y escucho un claro grito "Todos al cerro, alerta de tsunami"... Sólo a mi se me ocurrió salir de la cabaña y escuchar aquello... Se me durmieron los pies, hasta el pelo lo sentí helado... Corrí a la cabaña para sacar a todos. Salimos del lugar y en el cerro nos enteramos de la tragedia. Una radio argentina advertía terremoto en todo Chile... Lo siguiente, durante toda la noche, fue no dormir, llorar, una fogata en una cancha de fútbol, los autos alumbrando a ratos, guardando batería, la noche oscura a más no poder, se nubló, desapareció la luna, a lo lejos escuchábamos el crujido del mar, increíble...

Así pasamos la noche, con frío, en la intemperie, esperando el agua que jamás llegó, pensando qué sucedía con nuestras familias en Santiago, en el sur... Hasta que de a poco al amanecer comenzó algo de comunicación, de a poco...

No teníamos como volver, éramos al rededor de 11 personas y 1 sólo auto, logramos comunicarnos con Santiago y nos tuvieron que ir a buscar. Eran las 11 de la mañana y llega el tío a buscarnos... Un camino a Santiago típico de película de Apocalipsis, filas enormes de automóviles y servicentros atochados de publico, puentes cortados. Un camino que regularmente demora 1 hora y poco más, esta vez iba por las 4 a 5 horas... Interminable... No quisimos irnos directo donde la familia de mi mujer, queríamos ver el estado de nuestro departamento, queríamos ver qué había sucedido en nuestro hogar, en el sector, en la villa...

La primera cara fue un edificio hecho pedazos por fuera, ladrillos en el suelo, piezas sin paredes, ventanales quebrados, vidrios en el suelo, sólo era un presagio de lo que había sucedido en nuestro departamento. Abro la puerta y sólo veo el piso blanco, los muebles blancos, el equipo de música en la ventana, el suelo de la cocina lleno de vidrios, y una roca del porte de mi cabeza en medio del pasillo... Fuera del departamento la pasarela corrida, rocas en el suelo, todo sucio, todo roto, pasarelas en forma de "S", las cañerías a la vista... El departamento con muros interiores sueltos, los closet sueltos, sólo el baño parecía no tener daños.. Todo lo malo pasó, hay detalles que omití pues se me alargó demasiado el relato... Para finalizar tuvimos que dejar el departamento... Los días posteriores fue sólo lidiar con un dolor indescriptible por lo vivido, por lo perdido, por perder tu hogar, por no saber qué hacer... Volver atrás en la historia y comenzar de nuevo... Hasta los días de hoy evitamos pasar por el lugar donde se ubica aquel departamento, aunque vivimos a unas cuadras de él... Esto fue poco lo que conté, hay más detalles que describen el dolor y la angustia de lo sentido, pero sobrevivimos, y estamos de pie nuevamente... Como todo Chile...

Comentarios  

 
#1 Guest 24-11-2010 18:25
TE TENGO QUE OPINAR, ESTE COMENTARIO DE JUAN PABLO,YO VIVI EL TERREMOTO JUNTO A EL Y TODA LA FAMILIA,FUE HORRIBLE,PENSE QUE NOS MORIAMOS,VER A LA OSCURIDA DE ESA NOCHE,EL RUIDO ,DEL MAR ,PERO JUAN PABLO FUE NUESTRO HEROE,NUNCA OLVIDARE EL MOMENTO VIVIDO,FUERON HORAS INTERMINABLES EL REGRESO A CASA SIN SABER EN QUE CONDICIONES ENCONTRARIA MI DEPTO,ENTRE A MI DEPTO ESTABA LLENO DE GRIETAS,EL AGUA CORRIA POR LOS PASILLOS,VIVO EN VILLA OLIMPICA,ÑUÑOA, DE LO QUE SI ESTOY SEGURA QUE AHY UN DIOS Y EL NOS AYUDO A SALIR DE ESTO,Y AHORA COMO FAMILIA ESTAMOS MAS UNIDOS,GRACIAS JUAN PABLO POR TU ENTREGA CUANDO ESTABAMOS MAS AFLIGIDOS,UN ABRAZO
 

Este sitio web fue abierto en 2010 para recordar públicamente los fenómenos naturales y sociales de 1960, en el marco de la conmemoración de los 50 años del Terremoto que ese año azotó fuertemente la zona centro-sur de Chile.

En las galerías de fotografías, archivos de prensa y testimonio podrás encontrar material compartido por testigos de la época que quisieron hacerlo público para conmemorar y construir colectivamente nuestra memoria. Además podrás informarte de las diferentes actividades realizadas por distintas instituciones en el marco de este año conmemorativo.

A inicios de 2010 un sismo similar afectó Chile, a 50 años de lo hechos de 1960. Las nuevas generaciones también se acercaron a este portal a compartir sus testimonio del terremoto y maremoto del 27F. Vivencias similares a las de 1960 que nos recuerdan, una vez más, que habitamos uno de los territorios más sísmicos del planeta.

Memoria

ZO transparent by Zaragoza Online - CSS versión 2.1 - XHTML 1.0
?>