Relatos
Conoce las historias, recuerdos y reflexiones de quienes vivieron el Terremoto de 1960.

Fotografías

Mira en este álbum cómo se vivía antes, durante y después del gran sismo del 60.

Prensa
Revisa páginas y secciones de algunos diarios y revistas de la época.
Terremoto 2010
Muchos compartieron sus vivencias del sismo de 2010, las que puedes conocer en las galerías públicas de esta web.
Publicar
Esta sección se habilitó en 2010 para invitar a compartir archivos y recuerdos en imágenes.

Mi abuelo me lo contó

Santiago, Chile

 

 


"Mi abuelo, junto a la policía y bomberos, fue de los últimos en subir. Antes pasó por fuera de su casa para despedirse de sus animales, gallinas, conejos, vacas..."

 

Todo el mundo habla de Valdivia como la única ciudad que sufrió con el terremoto del 60. Sin embargo, la gente se olvida que todos los pueblitos costeros de la IX y X regiones sufrieron pérdidas también. Por ejemplo, Puerto Saavedra fue arrasado por una ola gigante y, por tres días, los chilenos dieron por muertos a todos los porteños.

Eso lo sé porque mi abuelo era bombero en ese tiempo en Saavedra. La historia, según me cuenta, es que había en el pueblo un alemán, quien con algunos conocimientos, sintiendo el aumento constante de los temblores, y viendo cómo de repente el mar se recogía, pidió la ayuda de Carabineros y Bomberos para desalojar el pueblo.

La gente subió al cerro donde estaba (y aún esta) el cementerio.

Mi abuelo estaba preocupado por su señora y su hija de 8 meses, ya que si pasaban muchos días en el cerro podían pasar hambre, frío, o quizás no podrían darle de comer a su hija (mi madre), ni a los otros dos pequeños hijos de mi abuela (de aproximadamente 7 años).

Fue dramático cuando la ola entró al pueblo y luego, en la noche, se escuchaban las casas chocando entre sí.

Mi abuelo, junto a la policía y bomberos, fue de los últimos en subir. Antes pasó por fuera de su casa para despedirse de sus animales, gallinas, conejos, vacas... los perros siguieron a la mayoría de sus amos.

La gente que vivía en el campo del pueblo, sobre todo habitantes mapuches, llegaron al cerro con alimentos (pan, harina tostada, etc) para poder ayudar a la gente.

Las hermanas de mi abuela y mi bisabuela estaban en Quillota. Como se había dado por muertos a todos los habitantes de la zona de Saavedra, hicieron lo imposible por tratar de viajar en tren a como diera lugar, para llegar y buscar a su hermana e hijos.

El ejército sobrevoló varias veces y varios días el lugar, antes de darse cuenta que el pueblo casi entero estaba en el cerro.

Cuando el ejército logró encontrarlos, se los llevaron a los albergues de Temuco. Mi abuela quedó en Nueva Imperial, ya que mi abuelo la quería cerca. Él se devolvió al pueblo para ayudar a limpiar y recuperar parte de lo perdido. La emergencia sanitaria era alta, ya que había mucho animal muerto.

A 50 años de la tragedia, la naturaleza nos vuelve a recordar que no estamos tan seguros en estas zonas sísmicas, y sin preguntarle a nadie, por precaución, los porteños de Saavedra volvieron a subir a los cerros, por si acaso… algo tan simple, que podrían haber hecho nuestros compatriotas en las localidades del BioBio, pero que, lamentablemente, tuvo tristes consecuencias.

 

 

Este sitio web fue abierto en 2010 para recordar públicamente los fenómenos naturales y sociales de 1960, en el marco de la conmemoración de los 50 años del Terremoto que ese año azotó fuertemente la zona centro-sur de Chile.

En las galerías de fotografías, archivos de prensa y testimonio podrás encontrar material compartido por testigos de la época que quisieron hacerlo público para conmemorar y construir colectivamente nuestra memoria. Además podrás informarte de las diferentes actividades realizadas por distintas instituciones en el marco de este año conmemorativo.

A inicios de 2010 un sismo similar afectó Chile, a 50 años de lo hechos de 1960. Las nuevas generaciones también se acercaron a este portal a compartir sus testimonio del terremoto y maremoto del 27F. Vivencias similares a las de 1960 que nos recuerdan, una vez más, que habitamos uno de los territorios más sísmicos del planeta.

Memoria

ZO transparent by Zaragoza Online - CSS versión 2.1 - XHTML 1.0
?>